Iridosquisis: un hallazgo oftalmológico

 

La Asociación para Evitar la Ceguera en México presenta este caso sobre iridosquisis, de una entidad rara, con alrededor de 100 casos descritos en la literatura.

Domínguez Castillo Patricia M a, Mata Hofmann Ricardo a, Jiménez Román Jesús a a Departamento de Glaucoma, Asociación para Evitar la Ceguera en México.

Historia clínica

Se trata de un paciente femenino de 67 años, sin antecedentes de importancia. Acude a consulta por referir disminución de agudeza visual del ojo derecho, de cinco meses de evolución, de forma progresiva. Sin ningún otro síntoma acompañante.

Exploración física

La paciente se presenta con una agudeza visual de percepción de luz en ojo derecho y 20/400 ojo izquierdo. La presión intraocular fue de 14mmHg, en ojo derecho, y 15mmHg, ojo izquierdo.

A la biomicroscopía, con lámpara de hendidura, ojo derecho con catarata intumescente, que no permitió la exploración del fondo de ojo. El resto sin alteraciones (Figura 1). En el ojo izquierdo se encontró una zona de atrofia en iris en meridianos 7-8, con filamentos libres en la porción peripupilar de la atrofia, que se movían en conjunto con los movimientos oculares (Figura 2, 3, 4). A la exploración del ángulo irido-corneal (Clasificación Shaffer), se localizó en 0 inferior, 1 temporal y nasal y 2 superior. Se halló una catarata NO1NC1, P2 (LOCS 3). A la exploración del fondo de ojo se encontró retina aplicada, sin alteraciones, nervio 5.5/10 de excavación y mácula con brillo disminuido.

Figura 1. Foto clínica de ojo derecho, se aprecia catarata blanca.

Figura 2. Foto clínica de ojo izquierdo. Se observa zona de atrofia a nivel de iris en meridianos 7-8.

Figura 3. Foto con acercamiento. Se observan las fibrillas libres en la región peripupilar.

Figura 4. Fotos con corte de hendidura ojo izquierdo, se aprecia la zona de atrofia inferior.

Estudios complementarios

Se decide tomar estudios de imagen con OCT de segmento anterior (OCT-SA) y OCT-VISANTER (Figura 5 y 6).

Figura 5. Imagen de OCT-SA. Se observa la separación del estroma del iris

Figura 6. Imagen de OCT-VisanteR, donde se aprecia cierre del ángulo irido-corneal. Se observa la separación del estroma anterior del iris de su estroma posterior.

Se ofrece tratamiento quirúrgico para ojo derecho, por la catarata intumescente; sin embargo, la paciente pierde seguimiento.

Fisiopatología

La iridosquisis describe una separación localizada, del estroma del iris en dos capas. La capa anterior del iris se encuentra atrófica y desintegrada en fibrillas que flotan en cámara anterior. La patogénesis de la iridosquisis permanece desconocida.

Se sugiere podría existir un efecto atrófico por las sustancias líticas en el humor acuoso debido a una condición glaucomatosa o secundaria a trauma que eleva la presión intraocular o que esta condición podría atribuirse a cambios seniles. Podría ser una manifestación de atrofia, poco común y, en muchos casos, el resultado de una presión intraocular alta. Algunos otros autores sugieren que, con la edad, existe más esclerosis vascular de los vasos iridianos, induciendo una separación del estroma con los movimientos de miosis y midriasis. Se ha considerado, de forma más común, que se trata de una atrofia relacionada a la edad.

Cuadro clínico

Es una entidad generalmente bilateral, simétrica y progresiva, se manifiesta, en la mayoría de los casos, de forma sectorial, en la porción inferior del iris. Aproximadamente 2/3 de los pacientes con iridosquisis muestran asociación con glaucoma, siendo el más frecuente el glaucoma de ángulo cerrado (40% de los casos). Se ha reportado asociación con descompensación del endotelio corneal, siendo una complicación poco frecuente. El contacto iridocorneal podría ser la causa de esta complicación.

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico, se realiza mediante los hallazgos realizados durante la exploración oftalmológica. Complementándose con estudios de imagen, como UBM u OCT-SA.

Diagnóstico final

De acuerdo a los hallazgos se realizó el diagnóstico de catarata senil ambos ojos. Iridosquisis ojo izquierdo.

Revisión del tema

Epidemiología

Se trata de una entidad rara, con alrededor de 100 casos descritos en la literatura. Se presenta entre la quinta a séptima década de la vida.  No existe una relación con el género y aparentemente, no existe involucro genético. Se ha asociado con cataratas, glaucoma de ángulo cerrado, trauma, sífilis congénita (queratitis intersticial) y anormalidades congénitas.

Diagnósticos diferenciales

El principal diagnóstico diferencial debe realizarse con: Síndrome de Axenfeld-Rieger y Síndrome endotelial-iridocorneal (ICE). Las tres tienen diferentes características demográficas y hallazgos oculares, que permiten diferenciarla.

Tratamiento y pronóstico

La detección de iridosquisis no es indicación de realizar alguna intervención, se debe dar seguimiento y tratar si se encuentra asociado a glaucoma o catarata.

Bibliografía

  • Gogaki, E., Tsolaki, F., Tiganita, S., Skatharoudi, C., & Balatsoukas, D. (2011). Iridoschisis: case report and review of the literature. Clinical ophthalmology (Auckland, N.Z.), 5, 381–384.
  • Salmon, J. F., & Murray, A. D. N. (1992). The association of iridoschisis and primary angle-closure glaucoma. Eye, 6(3), 267–272
  • Schoneveld, P. G., & Pesudovs, K. (1999). Iridoschisis. Clinical and Experimental Optometry, 82(1), 29–33
  • Chen, Y., Qian, Y., & Lu, P. (2017). Iridoschisis: a case report and literature review. BMC ophthalmology, 17(1), 24.
  • Agrawal, S., Agrawal, J., & Agrawal, T. P. (2001). Iridoschisis associated with lens subluxation. Journal of Cataract & refractive surgery
  • Snyder, M. E., Malyugin, B., & Marek, S. L. (2019). Novel approaches to phacoemulsification in iridoschisis. Canadian Journal of Ophthalmology, 54(5), e221–e225.
  • Chapman, K. O., & Demetriades, A. M. (2015). Juvenile Iridoschisis and Incomplete Plateau Iris Configuration. Journal of Glaucoma, 24(5), e142-144
  • Paniagua, L., Bande, M. F., Rodríguez-Ares, M. T., & Piñeiro, A. (2015). A presentation of iridoschisis with plateau iris: an imaging study. Clinical and Experimental Optometry, 98(3), 290–291. 
  • Albers EC, Klien BA. Iridoschisis: A clinical and histopathologic study. Am J Ophthalmol. 1958;46:794–802
  • Ruff E, Pokeza N , Dersu I. Iridoschisis: visual outcome in treated versus untreated eye (2020). GMS, Ophthalmol Cases; 10: Doc 39

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password