La promesa y desafíos de las lentes acomodativas

La pérdida de todo el campo de visión clara de lejos a cerca es una de las primeras señales de que estamos envejeciendo. Hemos soñado con una lente que restablezca esa función “natural” de ver sin esfuerzo independiente de la distancia. Pero ¿es posible?

Este artículo fue publicado en el Noticiero #47 julio – agosto 2021 y se publicó con permiso de ALACCSA – R. Su reproducción está prohibida.
Para más información sobre el noticiero visite la pagina
www.alaccsa.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Eugene de Juan, Jr., MD

La pérdida de todo el campo de visión clara de lejos a cerca es una de las primeras señales de que estamos envejeciendo. Perdemos esta función gradualmente. Esto afecta primero nuestra vanidad debido a la necesidad de usar gafas para leer o más luz en un restaurante oscuro. Y luego, seguro como las agujas del reloj, perdemos la capacidad de realizar cómodamente cada vez más tareas rutinarias.

Desde el desarrollo de las lentes intraoculares, hemos soñado con una lente que restablezca esa función “natural” de ver sin esfuerzo independiente de la distancia. La cirugía de cataratas ha mejorado con el tiempo hasta el punto en que tiene una de las calificaciones más altas de satisfacción del paciente entre los procedimientos médicos, y más del 95% de los pacientes ahora disfrutan de una visión de lejos maravillosa en, literalmente, minutos. Sin embargo, como todo lo demás en medicina, ese éxito es ahora solo la línea de base donde todos comenzamos a desear más. Deseamos recuperar nuestra visión juvenil. Se han realizado grandes avances con la tecnología de lentes que dividen la luz (multifocales) o permiten una mayor profundidad de enfoque (EDOF) para proporcionar una visión funcional de cerca y de lejos, pero con las obvias limitaciones que estos métodos requieren. Al igual que los compromisos ópticos, ninguno está libre de síntomas de halos, función reducida o claridad a una distancia u otra. Superar esto es la promesa de una verdadera lente acomodativa de rango completo: un rango completo de visión clara y continua sin concesiones.

A pesar de la promesa y el deseo de tal lente, el camino ha estado lleno de decepciones. Desde que se aprobó la lente Crystal, ninguna otra ha sido aprobada en los Estados Unidos como lente acomodativa e – independientemente de la aprobación – ninguna lente comercial ha ofrecido un rango completo continuo de visión de alta calidad óptica. Para lentes multifocales y EDOF, la medida de calidad óptica de MTF se reduce significativamente en comparación con una lente monofocal: una consecuencia necesaria de la división óptica de la luz o el enfoque borroso. Las lentes acomodativas tienen un enfoque preciso (sin división de luz) y, por lo tanto, ofrecen un MTF casi monofocal en todo el rango de distancias. No hay “huecos” en la función y no hay compromiso en condiciones de poca luz, al tiempo que produce deslumbramiento y halos reducidos.

¡Todavía no lo logramos! Las razones son mucho más prácticas que físicas. La naturaleza, sí, lo logró maravillosamente y la mayoría de los intentos de imitarla confiando en la transferencia de fuerza indirecta tienen problemas relacionados con el dimensionamiento para ajustar con precisión la cápsula de la lente esperando que cualquier cicatrización de la cápsula no resulte en cambios en la potencia de la lente. Por su naturaleza, las lentes acomodativas son muy sensibles a los cambios de tamaño y fuerza, lo que hace que la predicción de la corrección refractiva exacta sea mucho más compleja en comparación con una lente estática. Además, es evidente que se requiere un músculo ciliar funcional para que funcionen estas lentes acomodativas; sin embargo, es muy probable que el músculo ciliar tenga su función reducida con el paso de la edad, mientras que la pupila (que está igualmente inervada) parece conservar una función significativa a lo largo del tiempo.

Se están haciendo algunos intentos para evitar los problemas de dimensionamiento y cicatrización capsular, como salir de la cápsula para transferir directamente las fuerzas acomodativas para alterar la potencia de la lente. Estas, aunque no imitan la naturaleza ofrecen claras ventajas como sistema mecánico, ya que son mucho más fáciles de dimensionar e independientes de la cicatrización capsular. Lo que se comprende menos es qué tan bien funcionan estos sistemas a lo largo del tiempo y si existen problemas de seguridad desconocidos debido a interacciones más directas con tejidos no protegidos por la cápsula. Desarrollamos una lente capsular independiente y trabajamos con algunas de las mejores clínicas y cirujanos de América Latina. La seguridad durante 3 años ha sido buena, aunque seguimos mejorando las lentes y ahora estamos en nuestra tercera iteración completa. Estamos empezando a tener datos de curvas borrosas similares a los de los adultos jóvenes con más de 2 dioptrías de “regiones planas” en la mejor visión (20/20). También estamos construyendo las herramientas para capturar estos descubrimientos de manera óptica y objetiva.

Creo que en los próximos años tendremos acceso a estas verdaderas lentes acomodativas. Personalmente, no puedo esperar a tener las mías y recuperar esa visión juvenil.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password