La promesa de la vacuna del COVID-19

Nuestra revista hermana Vision Monday, reportó en este artículo que la primera semana de diciembre, se reportaron 3,157 muertes por COVID-19 en los EE. UU., un máximo histórico desde que comenzó la pandemia. El número de muertos superó las muertes en los ataques terroristas del 11 de septiembre.

El Dr. Robert Redfield, director del Centro para el Control de Enfermedades (CDC), dijo que los próximos meses de la pandemia de COVID-19 estarán entre “los más difíciles en la historia de la salud pública de esta nación”.

El 2 de diciembre, Redfield habló en un evento organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y señaló que alrededor del 90 por ciento de los hospitales del país se encuentran actualmente en “zonas calientes y zonas rojas”. Así que nos encontramos en un momento muy crítico en este momento para poder mantener la resistencia de nuestro sistema de atención médica. La realidad es que diciembre y enero y febrero van a ser tiempos difíciles “.

Las últimas semanas también nos han traído noticias muy positivas. Parece que hay una luz al final del túnel pandémico y, a diferencia de muchas cosas en 2020, no es un tren que se dirige hacia nosotros. Esa luz brillante y muy esperanzadora es la vacuna tan esperada para COVID-19.

Dos empresas, Pfizer / BioNTech y Moderna, han completado sus ensayos de vacunas y están buscando una autorización de uso de emergencia de la FDA- Federal Drug Administration. Los resultados de los ensayos indican que ambas vacunas son aproximadamente un 95 por ciento efectivas para prevenir enfermedades, incluidos los casos graves. Muchos investigadores de vacunas y epidemiólogos esperaban una vacuna con una tasa de eficacia del 50 al 70 por ciento, por lo que el 95% es una buena noticia.

La ciencia detrás de las vacunas

Ambas vacunas utilizan nueva tecnología de ARNm. Ninguna vacuna autorizada en los EE. UU. ha utilizado esta técnica, pero aparentemente los investigadores la han estado estudiando durante décadas. Andrea Kane de CNN analiza la ciencia detrás de las nuevas vacunas. “La forma en que funcionan estas vacunas de ARNm es que le dan a nuestro cuerpo las instrucciones, en forma de ARN mensajero, para hacer una pequeña parte de este coronavirus en particular (SARS-CoV-2), específicamente la proteína de pico. Cuando nuestro cuerpo recibe estas instrucciones, comienza a producir la proteína de pico. Eso, a su vez, activa nuestro sistema inmunológico, que reconoce la proteína de pico como “extraña”, para producir anticuerpos contra ella. Entonces, cuando nos infectamos con el virus real, nuestro cuerpo ya está preparado para combatirlo “.

Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna requieren dos inyecciones: una para preparar el cuerpo y luego, unas semanas más tarde, la segunda para aumentar la respuesta.

La FDA ha programado una reunión de sus asesores de vacunas – Vaccines and Related Biological Products Advisory Committee, programaron para el 10 de diciembre, con el fin de considerar la autorización de uso de emergencia para la vacuna COVID-19 de Pfizer y BioNTech, y otra reunión el pasado 17 de diciembre para discutir la vacuna de Moderna.

¿Es segura la vacuna?

¿Qué se siente al recibir la vacuna?

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password