El futuro de la investigación del glaucoma con la Dra. Bitrián

Para esta ocasión, tenemos el gusto de presentar una entrevista con la Dra. Elena Bitrián, MD, MS, una especialista certificada en glaucoma pediátrico y de adultos. 

La Dra. Elena Bitrián se unió a la facultad de Bascom Palmer Eye Institute como profesora asociada de oftalmología, donde es miembro integral de The Samuel & Ethel Balkan International Pediatric Glaucoma del Centro del Bascom Palmer.  También se desempeña como director de educación en el centro de Bascom Palmer y codirector de investigación de la Red de Investigación del Glaucoma Infantil (CGRN).

La Dra. Bitrián recibió su título de médico y dos maestrías (gestión hospitalaria y estadística en ciencias de la salud) de la Universidad de Barcelona, ​​España, y completó una residencia en oftalmología en el Hospital Clínic Provincial de Barcelona, ​​seguida de tres años de beca de glaucoma en el Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). La Dra. Bitrián completó una segunda residencia en oftalmología en la Universidad de Minnesota, donde se entrenó intensivamente en glaucoma pediátrico con la Dra. Alana Grajewski. En 2015, se incorporó a la facultad de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, donde proporcionó atención médica y quirúrgica a pacientes adultos y pediátricos con glaucoma.

  1. Cuéntenos sobre sus labores como directora de educación en el Balkan Center y codirectora de investigación de la Red de Investigación del Glaucoma Infantil.

Como directora de educación del Centro de Glaucoma Pediátrico Balkan, mi responsabilidad es crear y supervisar los diferentes programas educativos en glaucoma pediátrico. Por un lado, disponemos de Global Eyesite, que es un programa para formar a especialistas en glaucoma pediátrica de diferentes países. El oftalmólogo elegido pasa tres meses en Bascom Palmer en Miami aprendiendo en clínica y quirófano. Adicionalmente, disponemos de otro programa para formar a investigadores con proyectos que tienen énfasis en glaucoma en niños. También dirigimos un curso de cirugía en glaucoma pediátrico con wet lab y lo hemos presentado ocho años seguidos en la Academia Americana de Oftalmología y en varios países de América Latina, Asia y Europa.

A nivel de investigación, coordinamos proyectos que cuentan con participación internacional y organizamos reuniones para compartir conocimiento y explorar las áreas que necesitan un mayor trabajo colectivo de la Red de Investigación de Glaucoma Infantil.

Transmitir conocimiento a generaciones más jóvenes es el mejor legado que podemos dejar. El glaucoma pediátrico es una enfermedad relativamente rara y, además, cada caso tiene peculiaridades que lo hacen único. Solamente trabajando juntos se puede avanzar y hacer un cambio significativo en el manejo de nuestros pequeños pacientes con glaucoma pediátrico.

  1. ¿Cuáles son los tratamientos de vanguardia que se vislumbra en un futuro próximo para el tratamiento del glaucoma pediátrico?

El tratamiento de glaucoma pediátrico es fundamentalmente quirúrgico. En los últimos años, se han desarrollado nuevas técnicas e instrumental para tratar el ángulo, que tiene un papel importante en niños. Nuestro gran reto, en este momento, es aprender más sobre cómo ofrecer tratamiento individualizado para cada paciente. Cada vez conocemos más sobre genética y expresión de genes que influyen en el tipo de glaucoma de cada paciente. Si en el futuro podemos predecir qué pacientes responderán mejor a un tipo de tratamiento que a otro, el impacto en conservar visión y reducir el número de intervenciones sería considerable.

  1. ¿Cuáles son las dificultades y diferencias al momento de tratar pacientes adultos y niños con glaucoma? 

Como especialista de glaucoma adulto y pediátrico, encuentro más complicado el examen de niños que el de adultos. Por lo general, hay menos información que podemos obtener en la consulta clínica al examinar a un niño. Los datos que podemos obtener en la clínica dependerán de la edad, personalidad y cooperación del niño. Muchas pruebas y parte del examen oftalmológico que hacemos de rutina en adultos obviamente no son toleradas por niños. Muy a menudo, debemos completar el examen de niños con glaucoma bajo anestesia en el quirófano.

Los hallazgos en niños con glaucoma son muy diferentes a los de los adultos. Por ejemplo, cuando un niño presenta presiones intraoculares elevadas antes de los tres años de edad, puede desarrollar aumento de tamaño del globo ocular (buftalmos) y roturas en las membranas de Descemet (estrías de Haab). Los niños presentan mejoría de la excavación papilar cuando la presión intraocular es disminuida, cosa que no ocurre en adultos. A nivel de tratamiento, también hay diferencias importantes, puesto que la mayoría de formas de glaucoma pediátrica precisan de cirugía de forma temprana. Las técnicas quirúrgicas realizadas en niños también difieren de las de adultos. Un cirujano de glaucoma pediátrico debe sentirse muy cómodo trabajando en el ángulo y debe dominar diferentes técnicas. Cirugías como implantes de drenaje de glaucoma, requieren modificaciones especiales en niños en preparación para ojos que estructuralmente se comportan de manera diferente que el de un adulto y además van a crecer en los próximos años.

  1. ¿Cómo llegó a usted la pasión por la oftalmología y cómo fue el proceso para decidir sus especializaciones?

A menudo damos por sentado la capacidad que tenemos de abrir los ojos por la mañana y poder ver. Pero para que esto suceda se requiere una serie de procesos simultáneos de importante precisión. Por un lado, la anatomía del ojo es completamente fascinante y me atrae la precisión requerida para formar una imagen nítida en la retina y luego ser transmitida al cerebro.

Además, el trabajo quirúrgico en el ojo requiere una labor minuciosa y atención al detalle. Cuando ese trabajo se traduce en mejoría de la visión y un impacto positivo en la vida de un paciente, uno no se puede sentir mejor.

Siempre me han apasionado las especialidades quirúrgicas y la oftalmología, en particular, es una especialidad que reúne muchas cualidades únicas. La especialidad de glaucoma me parece increíblemente atractiva porque requiere conocimiento y experiencia con el segmento anterior y posterior.  La cirugía de ángulo, que tanto se ha desarrollado en los últimos años, sigue evolucionando y ofreciendo nuevas posibilidades en el horizonte. El glaucoma pediátrico presenta una capa adicional de complejidad tanto a nivel diagnóstico como de manejo de estos pequeños pacientes, y el impacto que se tiene al operar en un niño con glaucoma congénito y conseguir preservar su visión es algo que no tiene precio.

  1. Sin lugar a duda, el último año fue difícil para todas las especializaciones médicas, ¿cómo cree que el COVID-19 impactó el rol y el desempeño de los oftalmólogos a nivel mundial?

El COVID-19 ha sido, y por el momento continúa siendo, un reto para los oftalmólogos. Muchas especialidades médicas han pasado a hacer más telemedicina, ofreciendo consejo médico a distancia, minimizando así la exposición de los pacientes y ofreciéndoles visitas desde el confort de sus hogares. En oftalmología también hemos hecho el intento, pero en nuestra especialidad es más difícil debido a la necesidad de obtener información clínica y tests que requieren la evaluación presencial del paciente. Sin embargo, la pandemia ha estimulado el ingenio y creatividad de los oftalmólogos y se han encontrado maneras que minimizan la exposición de los pacientes. Se ha puesto en práctica, de una manera más extensa, el uso de equipos de campo visuales de realidad virtual, se ha incrementado el uso de dispositivos para la medición intraocular usado por el propio paciente e incluso se han usado sistemas de telemedicina con el uso de cámaras para poder compartir hallazgos del examen clínico.

Los oftalmólogos también nos hemos visto afectados por la pandemia con el cambio de formato de nuestras conferencias, y de la manera de compartir información y seguir educando. Nos hemos volcado en un mundo de conferencias virtuales que hace la educación más accesible, sin necesidad de atender a conferencias de manera presencial. Aunque, sin duda, las conferencias en persona tienen un valor increíble, el formato virtual que hemos visto crecer de manera acelerada por COVID-19, tiene ventajas y seguramente continuarán post COVID-19.

En el Centro Balkan en Bascom Palmer hemos creado un club de discusión de artículos médicos en glaucoma pediátrico abiertos literalmente a todo el mundo, que tienen lugar de manera periódica a través de la red de investigación de glaucoma infantil. Además, cada tres meses ofrecemos la Conferencia Educacional Kolokotronis donde expertos internacionales presentan sus contribuciones en un tema específico en glaucoma pediátrico.

  1. Con todos los avances tecnológicos que se han presentado en la oftalmología, ¿a dónde cree que vamos a llegar respecto a enfermedades que antes parecían incurables? 

Sin duda alguna cada vez tenemos más métodos y conocimiento para diagnosticar enfermedades oftalmológicas de manera temprana. Esto nos permite aprender más sobre la enfermedad y tener más tiempo para tratar y minimizar la pérdida de visión en el paciente. Conocer más acerca de genética y expresividad de genes en la función visual está ayudando a detectar patología en estados tan tempranos que hace unas décadas era totalmente impensable. Además, conocer detalles de fisiopatología permite enfocar el tratamiento de enfermedades oculares a niveles más precisos y eficaces. Todo esto unido a la colaboración multicéntrica e internacional es la receta para el éxito en el avance de la lucha por preservación de la visión.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password