Conferencia de prensa de la AAO 2020: progresión de la miopía en los niños

El Grupo de Trabajo sobre miopía de la Academia discutió el peligro de una epidemia mundial de miopía en los niños. Los panelistas incluirán a Richard Abbott, MD, líder del Grupo de Trabajo de Miopía de la Academia, Mary Frances Cotch, Ph.D., directora de la Oficina de Salud de la Visión y Ciencias de la Población del Instituto Nacional del Ojo, Dr. Michael Repka, director médico de salud de la Academia política, y Susan Cotter, OD, MS, FAAO, de la Academia Estadounidense de Optometría.

Anteojos y lentes de contacto

Los anteojos o los lentes de contacto son los métodos más frecuentes para corregir los síntomas de la miopía. Funcionan al reenfocar los rayos de luz sobre la retina, compensando así el defecto producido por la forma de su ojo. También los anteojos pueden ayudar a proteger sus ojos de los nocivos rayos de luz ultravioleta (UV). Se dispone de un recubrimiento especial para los lentes que filtran los rayos UV.

Cirugía refractiva

En muchos casos, suele preferirse el LASIK u otra forma de cirugía refractiva para corregir la miopía. Estos procedimientos quirúrgicos mejoran la visión al reformar la córnea. Este procedimiento hace que la luz se enfoque debidamente sobre la retina.

Ortoqueratología

Es posible que haya oído hablar de un procedimiento llamado ortoqueratología para tratar la miopía. Usa una serie de lentes de contacto duros para aplanar gradualmente la córnea y reducir así la miopía. Requiere dormir todas las noches con lentes de contacto duros. Esto se ha asociado con un elevado riesgo de graves infecciones oculares que ponen en riesgo la visión. La mejoría de la visión es transitoria. Cuando se dejan de utilizar los lentes de contacto duros, la córnea recupera su forma original y regresa la miopía.

Bajas dosis de atropina

La atropina a dosis bajas (al 0,01%) ha surgido como abordaje efectivo para retardar la progresión de la miopía en niños y adolescentes. Se utiliza diariamente y los estudios recientes parecen prometedores. Además, parece ser más segura debido a que evita las complicaciones de la ortoqueratología. La dosis baja de atropina ha sido adoptada por muchos profesionales pediatras en los últimos años.

No hay evidencia científica que sugiera que los ejercicios oculares, las vitaminas o las píldoras puedan evitar o curar la miopía.

PARA VER LA CONFERENCIA COMPLETA INGRESE AQUÍ:

https://us02web.zoom.us/rec/share/Y0Nqe_m0JBYGQYO66jEPkZ4hCjyxryznoPuTo8YRFlIaduFURFa329Vd22oD0I_N.ehmQvOy7YhmrIlLH

Código de acceso: 07 + hJU * b

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password