DR. RAÚL SUÁREZ S. Asesor del Departamento de Córnea y Cirugía Refractiva Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana
DR. RAÚL SUÁREZ S.
Asesor del Departamento de
Córnea y Cirugía Refractiva
Instituto de Oftalmología
Conde de Valenciana

Carta Editorial

Estimados colegas:

Durante la segunda semana de septiembre, se desarrolló el XX Curso Internacional de Córnea y Cirugía Refractiva, dentro de las instalaciones del hotel Grand Velas, en Rivera Nayarit, México. El curso contó con ponentes de todos los continentes quienes ofrecieron presentaciones inéditas, que les dieron la oportunidad a los asistentes de obtener información de primer nivel.

Lo anterior, fue posible gracias al esfuerzo y dedicación del Dr. Fernando Peniche C. y al trabajo, conjunto, de su mesa directiva a la que felicito ampliamente.

En esta edición, se hablará del ultrasonido ocular, especialidad dentro de la oftalmología moderna, que se ha convertido en un método de cálculo y diagnóstico imprescindible en la práctica diaria. En el artículo: “Comparación de los hallazgos vítreo-retinales encontrados al fondo de ojo y al ultrasonido modo b en el desprendimiento del vítreo posterior agudo sintomático”, la Dra. Ma. Alejandra Henriquez muestra, en un estudio comparativo, que el ultrasonido “b” es más eficaz que la exploración oftalmoscopia, realizada por un experto, especialmente al identificar opérculos asociados al desprendimiento de vítreo posterior. Lo anterior, llama la atención como método diagnóstico temprano de lesiones predisponentes, en pacientes con datos de DVP sintomático.

Por otra parte, en el artículo: “Reflexionando sobre la pérdida de la vista” se muestra lo diferente que puede ser cada caso, aun cuando los pacientes comparten signos y síntomas similares. Así mismo, nos invita a reflexionar sobre la importancia de independizar cada caso y nos recuerda que no existe “el tratamiento de la enfermedad” sino que cada paciente tiene particularidades especiales, que deben ser colocadas en la balanza del riesgo-beneficio. Cabe mencionar, que el mismo procedimiento quirúrgico o médico que puede estar indicado en un paciente puede no ser el más adecuado para otro con condiciones diferentes. 

A mis alumnos siempre les recuerdo que el hecho de que la carrera y la especialidad requieran de tantos años no es porque seamos de lento aprendizaje sino porque el tiempo invertido en la formación del especialista tiene como objetivo generar madurez en la toma de decisiones. 

De lo acertado o equivocado de estas decisiones depende la calidad de vida de un ser humano que confía en nuestro criterio médico.

Considero que cada persona que pasa por nuestro consultorio debe ser tratada como si fuese nuestro familiar o nuestro mejor amigo. 

Con este pensamiento nuestros tratamientos siempre se orientarán a ser lo menos agresivos y contribuirán a dedicar una mayor atención a los detalles y, por consiguiente, disminuirá la posibilidad de errores en el diagnóstico o en el tratamiento.

A todos ustedes mis mejores deseos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password