La comunidad oftalmológica está de luto. Recordamos al gran científico que representó un antes y un después en el mundo de la cirugía de catarata

Wolfgang nos dejó el 15 de octubre del 2019 y su funeral se realizó el 8 de noviembre en el cementerio principal de la ciudad de Würzburg.

El pasado mes de octubre, el mundo de la oftalmología perdió a un gran pionero e investigador: Dr. Wolfgang Haigis, un físico y un gran impulsor de la biometria, quien creó la fórmula Haigis y sus variaciones, la cual transformó el mundo de la cirugía de catarata. Fue autor de más de 200 publicaciones científicas y presentador de 500 conferencias, jugó un papel fundamental en el desarrollo del IOL Máster por Carl Zeiss, el cual junto a su fórmula Haigis, consiguieron optimizar la eleccion del IOL apropiado y benefició la visión de millones de pacientes. Además de su legado científico a nuestro gremio, queremos honrar en este Newsletter, al gran amigo y hombre de familia, y para ello, les compartimos a continuacion las palabras de su amigo y colega, el Dr. Mario de la Torre Estremadoyro.

 

 

Escrito por:

Dr. Mario de La Torre Estremadoyro

Hoy me toca escribir algo que uno no desea hacer, el obituario de un gran amigo:

Wolfgang Haigis, sin embargo, voy no a lamentar su muerte sino voy a celebrar su vida, su legado, lo que él hizo por la humanidad, resaltar lo que fue su sueño y lo más importante tratar de mostrarle a aquellos que solo conocían su faceta de investigador, ese increíble ser humano que era él.

No quiero escribir un obituario formal, ni serio, ni doloroso, todo lo contrario, quiero que mis emociones broten espontáneamente y pido disculpas por tomarme esta licencia.

Quiero que su familia sepa que también soy testigo de excepción del cariño y el amor que tenía para con su esposa Katherina (otra persona admirable) y para con su hijo Micky (imaginen en homenaje a quien) que nació meses antes de que naciera Diego mi hijo. Como no recordar que ese genio inmerso en sus cálculos y operaciones matemáticas, era capaz de tomarse un momento para llevarnos a Mónica a mí, casi de urgencia, al hospital de maternidad, en su Fiat panda blanco, cuando mi esposa estaba lista para dar a luz.  Que suerte la mía de haberme cruzado en la vida de esa familia, a la que quiero decirle que deben estar orgullosos de él. Aunque estoy seguro que ya lo saben.

Conocí a Wolfgang cuando llegué como becario de la DAAD al departamento de Ecografía de la Clínica Oftalmológica de la Universidad de Würzburg. En el gabinete de al lado, el de biometría, Wolfgang Haigis estaba forjando el sueño de su vida, desarrollar una fórmula que permitiera con gran exactitud calcular el poder del lente intraocular que se implanta durante la cirugía de Catarata, y realmente sí que lo logró, la cirugía actual de la catarata no se puede concebir sin pensar inmediatamente en la fórmula de Haigis.

Lo primero que me llamo la atención es que en la puerta de su oficina, debajo de su nombre y título había una figura del personaje de Walt Disney: “Ciro Peraloca” (en alemán Daniel Dussentrip). Luego con el correr de los días al entrar a su despacho por la puerta que comunicaba con el gabinete de ecografía diagnostica, frente a mi apareció una figura del pato Donald apuntándome con el dedo y que decía: “Get out”. En ese momento todo esto me desconcertó, pero a lo largo de los años descubrí con estos gestos y otros muchos más, eran el reflejo del alma de niño que vivía en el cuerpo de ese gran hombre, de este gran científico.

Mi primer contacto científico con él fue cuando en 1990 Wolfgang intentaba desarrollar una intranet (quizá la primera en una clínica alemana) y al ser este un evento extra oftalmológico no atraía la atención de los colegas, los cuales estaban más interesados en su actividad clínica. Al ser yo un curioso de la informática en esa época, la idea me fascino. De esta manera, el creo la intranet donde el servidor principal era Donald Duck (el) y Cuzco, el becario curioso.

Aunque él ya trabajaba en su fórmula desde 1977, en los años 1990 cuando yo lo conocí, su fórmula se convirtió mundialmente en el “gold standard” del cálculo de los lentes intraoculares, especialmente, con el desarrollo del IOlmaster. Ese legado es un enorme regalo de Wolfgang para la humanidad entera, la posibilidad de tener un correcto cálculo de lente intraocular, que permite que los pacientes puedan recobrar el don más grande de la creación: la visión.

Hoy luego que millones de pacientes se han beneficiado de este sueño hecho realidad, les confieso que como oftalmólogos le debemos un agradecimiento  enorme a su memoria. En mi caso personal veo en la sonrisa y en la gratitud de mis pacientes, luego de haberles calculado el correcto lente intraocular, que Wolfgang está ahí, que su sueño de vida se volvió realidad y que su generosidad llego al punto donde él quería que estuviera. Debemos siempre recordar a Wolfgang Haigis como el artífice de este magnífico regalo a los pacientes.

Para terminar, solo quiero resumir los datos biográficos de Wolfgang.   Quiero contarles que nació el 30 de mayo de 1947 en Stuttgart, en el sur de Alemania, sus padres fueron el ingeniero Walter Ernst Georg Haigis y Margarethe Emmy Urspruch.  Cursó la escuela primaria y secundaria en su ciudad natal, en la escuela Schiller y en la escuela Gottlieb Daimler respectivamente,  del  1954 al  1962, luego se encamino al estudio de las ciencias naturales en la escuela especial de ciencia:  Röntgen de la ciudad de Würzburg donde en 1967 obtuvo el Abitur.

Fue seleccionado para el servicio militar, pero por su vocación pacifista se declaró objetor de conciencia en enero de 1968. En ese año comenzó su carrera de Físico en la Universidad Julius Maximilians  de Würzburg. Graduándose en el año 1974, luego de aprobar el primer examen en 1970 y el final en 1974, desde ese año hasta 1977 trabajó como asistente científico de la cátedra de Física experimental III,  bajo la dirección del Profesor Dr. G.  Landwher, en el instituto de Física de la misma universidad.

El 01 de junio de 1977, ingresa a la clínica y policlínico oftalmológico de la universidad de Würzburg , como encargado del departamento de Ecografía y electrofisiología, obteniendo el grado de doctor en ciencias naturales en la facultad de física y astronomía de la Universidad de Würzburg  el 19 de Julio de 1980.

En el año 2009 fue el primer miembro de la sociedad alemana de implante de lentes intraoculares, cirugía intervencional y refractiva  (DGII), en recibir el premio y reconocimiento por su trabajo científico. Él nos dejó más de 300 publicaciones científicas, más de 500 presentaciones clínicas e innumerables contribuciones a la oftalmología en el campo de la óptica y matemática aplicada a la oftalmología.

Nos dejó además en la ULIB (User Group of Laser Interference Biometry)   una base de datos de aproximadamente 49,000 (48,828) referencias clínicas de cerca de 307 tipos de IOL con constantes optimizadas.

Querido Wolfgang siempre estarás presente en nuestro día a día, todos hubiésemos querido dejar un legado tan impresionante como el tuyo en nuestra profesión, ojalá pudiéramos vivir como tú, con la simpleza y generosidad que te caracterizó, con el cariño que siempre tuviste con todos los ecografistas latinoamericanos, que te admiraban, te querían y con quienes pasaste lindos momentos. Solo quiero imaginarme que hoy eres polvo de estrellas, volando alto, muy alto, más de lo que lo hacías con tu pequeña avioneta, aquella en que alguna vez nos llevaste a ver Würzburg a vuelo de pájaro.

¡Vuela alto Wolfgang y que Dios te bendiga!

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password