ANORMALIDADES OCULARES RELACIONADAS CON EL VIRUS DEL ZIKA EN NIÑOS


El estudio más grande sobre enfermedades ocu- lares en niños que se ha realizado en los Estados Unidos confirma que la incidencia de la miopía entre los niños de este país se ha duplicado en los últimos 50 años. Los hallazgos reflejan la tenden- cia entre niños y adultos en Asia, donde el 90 por ciento o más de la población ha sido diagnostica- da con miopía, hasta el 10 o 20 por ciento más en comparación con hace 60 años.

El estudio multiétnico de enfermedades ocula- res pediátricas (Multi-Ethnic Pediatric Eye Disease Study-MEPEDS), dirigido por investigadores y mé- dicos de la USC Eye Institute en el Keck Medicine en USC en colaboración con National Institutes of Health, se une a un creciente número de inves- tigaciones sobre la incidencia y causas potenciales de miopía en niños y adultos.

¿Qué lo ocasiona? Demasiado tiempo ante las pantallas e insuficiente luz solar, de acuerdo con Rohit Varma, MD, MPH, y director del USC Eye Institute.

“Mientras la investigación muestra que existe un componen- te genético, la rápida proliferación de la miopía en cuestión de unas pocas décadas entre asiáticos sugiere que el uso dia- rio de cerca de dispositivos móviles y pantallas, combinado con la falta de luz día o luz solar, podría ser el culpable de este dramático aumento”, afirmó el Dr. Varma. “Se precisa más investigación para determinar de qué manera estos factores ambientales y conductuales pueden afectar el desarrollo o la progresión de la enfermedad ocular”.

El estudio de USC encontró que la incidencia de la miopía en niños en Estados Unidos es mayor en afroamericanos, seguido por asiático-americanos, hispanos o latinoamericanos y cau- cásicos no hispanos.

Una investigación futura puede incluir una nueva examina- ción de la cohorte para evaluar cómo la propagación del uso de pantallas, entre otros factores ambientales y de comporta- miento, puede afectar la progresión de la miopía y otras enfer- medades oculares en la infancia.

Las anormalidades oculares que ponen en riesgo la visión de los niños con microcefalia en Brasil pueden estar asociadas a una infección intraute- rina con el virus del Zika, de acuerdo con un estu- dio publicado en JAMA Ophthalmology.

Desde abril de 2015, una epidemia de virus del Zika tiene lugar en Brasil. Seis meses después del brote inicial del virus, se presentó un aumento inusual de recién nacidos con microcefalia. En enero de 2016, el Ministerio de Salud de Brasil re- portó 3.174 casos.

Rubens Belfort Jr, MD., PhD, de la Universidade Federal de São Paulo y coautores evaluaron los ha- llazgos en 29 niños con microcefalia (con una circunferencia de la cabeza menor o igual a 32 centímetros) con un diagnóstico de virus del Zika congénito. El estudio fue realizado en diciem- bre de 2015; los niños y sus madres fueron eva- luados en el Hospital Roberto Santos General, en Salvador, Brasil.

De las 29 madres, 23 (el 79.3 por ciento) repor- taron sospechas de síntomas del virus del Zika

durante el embarazo, como erupciones, fiebre, artralgia, do- lor de cabeza y comezón. De estas 23 madres que reportaron síntomas durante el embarazo, 18 de ellas (el 78.3 por cien- to) reportaron síntomas de virus del Zika durante el primer tri- mestre del embarazo, de acuerdo con el reporte.

Las anormalidades oculares se observaron en 10 de los 29 ni- ños (34.5 por ciento) con microcefalia. De los 20 ojos de los 10 niños, 17 (equivalente al 85 por ciento) tenían anormalidades oftalmoscópicas. Las anormalidades bilaterales se encontra- ron en 7 de los 10 niños (70 por ciento) con lesiones oculares, de los cuales las más comunes fueron las manchas de pigmen- to de la retina y la atrofia coriorretiniana en 11 de los 17 ojos con anormalidades (64.7 por ciento).

“Este estudio puede ayudar a la práctica y administración clíni- ca, donde se observa que una gran proporción de los niños con microcefalia tienen lesiones oftalmológicas” afirman los auto- res. “Los niños con microcefalia deberían seguir una rutina de evaluaciones oftalmológicas para identificar tales lesiones. En zonas de mayor incidencia como Suramérica, Centroamérica y el Caribe, los oftalmólogos deberían estar informados del riesgo de secuelas oftalmológicas asociadas al ZIKV”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password