Envejecimiento y rejuvenecimiento periocular


(Este artículo está basado en una conferencia que se impartió en el XXXVI Curso Interamericano de Oftalmología)


Primera parte

Los ojos y la región periocular son el punto focal estético de la cara y los pacientes están cada vez más interesados en re- vertir los signos del envejecimiento en esta región. Mientras que la cirugía de blefaroplastía sigue siendo una opción muy popular y es a menudo la única y más efectiva estrategia de rejuvenecimiento, se ha dado un rápido crecimiento en el uso de procedimientos no quirúrgicos, mínimamente invasi- vos, tales como las toxinas botulínicas, rellenos faciales, pee- lings químicos, láser, luz y dispositivos basados en la energía. Más que cualquier otro especialista, los oftalmólogos y ciruja- nos oculoplásticos, comprenden la compleja anatomía de la región periocular y con la formación adecuada, pueden ayu- dar a los pacientes a revertir los signos del envejecimiento en esta región.

Envejecimiento periorbital

Como oftalmólogos, somos muy conscientes de que la ptosis, la dermatocalasia del párpado superior y la ptosis de ceja, ocu- rren con el envejecimiento y pueden incluso ser visualmen- te limitantes en casos agudos. Más allá de esto, es importante comprender los siguientes cambios en la región periocular:

  • »  La suave piel luminosa de la juventud se vuelve arrugada, pigmentada por el fotoenvejecimiento y menos brillante en apariencia.
  • »  El arqueado de las cejas femeninas con plenitud en la cola de la ceja, se vuelve plano y sin volumen.
  • »  La suave unión del párpado inferior con la mejilla, se vuelve bien marcada, con prolapso de la grasa orbitaria y estrías periorbitarias definidas.
  • »  La plenitud de los párpados, sienes y mejillas se puede ahuecar y perder volumen con la edad.
  • »  Hay una relativa preservación y protrusión de la almoha- dilla de grasa nasal en el párpado superior, con la edad, incluso en el contexto de ahuecamiento del surco supe- rior, debido a atrofia de la grasa preaponeurótica.Blefaroplastia del párpado superior e inferior

    No hace falta decir que durante la cirugía de blefaroplastia, la dermatocalasia puede abordarse a través de la remoción de la piel en el párpado superior e inferior. No obstante, es impor- tante abordar cuestiones volumétricas asociadas con prolapso de grasa periorbitaria, estrías y con la unión del párpado infe- rior y la mejilla.

Cuando se realiza una blefaroplastia del párpado superior, es importante dismi- nuir de manera conservadora, el volu- men del prolapso de la almohadilla de grasa nasal, que se preserva y se torna más prominente con la edad1. Esto se logra, abriendo el septum orbitario na- salmente y, de forma conservadora, ex- tirpando el prolapso de grasa nasal. Si hay ahuecamiento del surco superior, el músculo orbicular debe ser preserva- do a través de una blefaroplastia de solo la piel, ya que preservar el músculo, va a ayudar a darle volumen al párpado su- perior. Si hay exceso de plenitud de los tejidos del párpado superior, incluso después de abordar la herniación prea- poneurótica de grasa, si fuera necesario, se puede extirpar una cantidad conser- vadora del músculo orbicular para redu- cir volumen en el párpado superior.

En el párpado inferior, si hay prolapso de grasa significativo, sin una promi- nente estría periorbitaria o escotadura lagrimal, se puede realizar una senci- lla blefaroplastia sustractiva, mediante la cual se reduce el volumen de la gra- sa orbitaria prolapsante. Si hay prolap- so de grasa con una prominente estría periorbitaria, la grasa puede ser repo- sicionada mediante pediculado de las almohadillas de grasa del párpado infe- rior y “estiramiento”, por debajo del re- borde orbitario, hacia el maxilar, en un plano preperiostial. Esto ayuda a sua- vizar la unión inferior del párpado y la mejilla y a eliminar el ahuecamiento de la estría periorbitaria.

Toxinas botulínicas

Las toxinas botulínicas pueden ser uti- lizadas para relajar los músculos faciales hiperdinámicos, que provocan ritides facial asociada con el envejecimiento. Varios músculos en la región periocu- lar pueden ser inyectados para lograr los efectos deseados:

» Inyectar el músculo orbicular (or- bicularis oculi), reduce la aparien- cia de la extremidad de la ceja y

puede ayudar a la apertura de los párpados, especialmente cuando se sonríe.

  • »  Inyectar al músculo frontal, reduce la apariencia de las líneas horizon- tales de la frente.
  • »  Inyectar al músculo corrugador su- perciliar y al músculo depresor su- perciliar, reduce la apariencia de las arrugas verticales del entrecejo y eleva la parte central y media de las cejas.
  • »  Inyectar al músculo prócer, reduce la apariencia de las líneas horizon- tales del entrecejo.Al evaluar al paciente, asegúrese de pedirle que contraiga los músculos adecuados para evaluar la fuerza de con- tracción. Señale cualquier asimetría fa- cial antes del tratamiento y considere adaptar su patrón de inyección y dosi- cación para equilibrar cualquier asi- metría facial. Sobre todo, asegúrese de evaluar en los pacientes la dermatoca- lasia, la ptosis y ptosis de cejas, ya que estos pacientes suelen utilizar el múscu- lo frontal para compensar estos cambios de involución y despejar el eje visual. Si está presente, intente evitar inyectar el músculo fontal o utilizar dosis bajas y li- mitar sus inyecciones a la parte superior del músculo frontal para permitir la pre- servación parcial de la función. También se debe tener en cuenta inyectar la re- gión glabelar, pues inyectar esta región, sirve para elevar las cejas. RO

Referencias

  1. Oh SR, Chokthaweesak W, Annunziata CC, Priel A, Korn BS, Kikkawa DO. Analysis of eyelid fat pad changes with aging. Ophthal Plast Reconstr Surg. 2011 Sept-Oct;27(5): 348-51.
  2. Lee WW, Murdock J, Albini TA, O’Brien TP, Levine ML. Ocular damage secon- dary to intense pulsed light therapy to the face. Ophthal Plast Reconstr Surg. 2011 Jul-Aug;27(4):263-5.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password