Carta Editorial


DR. RAÚL SUÁREZ S.
Asesor del Departamento de
Córnea y Cirugía Refractiva
Instituto de Oftalmología
Conde de Valenciana

DR. RAÚL SUÁREZ S.

Asesor del Departamento de Córnea y Cirugía Refractiva Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana

Apreciados colegas:

Mucho se ha hablado sobre que la medicina es el “arte de curar”. Desde mi punto de vista la medicina es una ciencia, sin embargo, al no ser exacta hace que la experiencia clínica sea per- sonal. La destreza quirúrgica es individual y la habilidad para manejar la relación médico-pa- ciente deja abierta la puerta para que la palabra “arte” entre y se mezcle con la ciencia.

De lo anterior surge la interrogante: ¿bas-

ta aplicar el tratamiento indicado para que el paciente sane? En mi opinión, esto no es su ciente, ya que existen procesa- dores de datos que pueden analizar miles de variables sobre las diversas enfer- medades, pueden establecer un posible diagnóstico y hasta pueden imprimir el tratamiento; pero estas máquinas no son capaces de procesar la informa- ción subliminal que nos da el paciente con sus gestos de angustia y preocu- pación, datos que el especialista percibe desde que tiene contacto visual con

el paciente.

Cuántas veces hemos recibido pacientes que ya fueron tratados por otro es- pecialista y que a pesar de haber recibido el tratamiento correcto no siente mejoría de sus síntomas, los cuales después de establecer una buena relación médico-paciente mejoran. La palabra clave es “con anza”. Si logramos gene- rar este sentimiento en nuestros pacientes, ellos saldrán del consultorio sin- tiéndose mucho mejor y la receta terminará el trabajo.

Los oftalmólogos y los médicos en general debemos entender que la meta – nal de servicio a la sociedad no es curar. El objetivo real para el que estudia- mos y nos especializamos es para ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas. Re exionemos sobre esto.

Dentro de los acontecimientos que no quiero pasar por alto está el nom- bramiento del Dr. Enrique Graue Wiechers como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el pasado mes de noviembre.

Así mismo, quiero felicitar al Dr. Eugenio Valdez por su exitosa gestión como presidente saliente de la Sociedad Mexicana de Oftalmología (SMO) y quie- ro desearle el mayor éxito al Dr. Francisco Beltrán como presidente entrante.

Por último, recordemos que la oftalmología mexicana será el centro de aten- ción, a nivel mundial, durante el Congreso Mundial de Oftalmología, evento que se llevará a cabo del 5 al 9 de febrero, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. En este evento espero ver a la mayoría de mis colegas y amigos oftalmólogos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember meLost your password?

Lost Password