La crisis de opiáceos está relacionada con el aumento de las infecciones oculares fúngicas


El aumento en las infecciones oculares fúngicas de la retina se relaciona con la crisis de los opiáceos, de acuerdo con los investigadores del Bascom Palmer Eye Institute, el Hospital Número uno en Estados Unidos.


Según resportan especialistas del Bascom Palmer Eye Institute, los oftalmólogos que tratan a los usuarios adictos a drogas intravenosas deben conocer esta complicación peligrosa y examinar a sus pacientes para detectar cambios recientes en su visión.

“Usar una aguja para inyectar drogas puede introducir contaminantes en el torrente sanguíneo”, afirmó el Dr. Harry W. Flynn, Jr., profesor de oftalmología y catedrático de la J. Donald M. Gass, Distinguished Chair in Ophthalmology. “Cuando la sangre transporta el hongo hacia la vista, comienza a crecer en la retina, y esto genera una afección llamada endoftalmitis endógena fúngica, que puede causar una pérdida grave de la visión y ceguera, incluso con diagnóstico y tratamiento temprano”.

El Dr. Flynn fue coautor de un reportaje titulado “Endoftalmitis fúngica endógena: un problema creciente entre los usuarios de drogas intravenosas”, publicado recientemente en JAMA, el Diario de la Asociación Médica de Estados Unidos, con el Dr. Stephen G. Schwartz, MBA, profesor asociado de oftalmología y Director Médico del Bascom Palmer Eye Institute en Naples; y el Dr. Nidhi R. Batra, fellow en el Bascom Palmer.

“Esta peligrosa complicación visual representa una nueva perspectiva sobre el problema de los opiáceos, y nuestro reportaje presentó una actualización sobre las características, el manejo y los resultados visuales en pacientes con endoftalmitis endógena fúngica”, explicó el Dr. Schwartz. Además, señaló que los investigadores del Bascom Palmer Eye Institute han realizado una serie de estudios en los últimos años sobre las infecciones bacterianas y micóticas relacionadas con el uso de drogas intravenosas.

Un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., encontró que las muertes por sobredosis de drogas se triplicaron entre 1999 y 2014. Por ejemplo, en 2014, alrededor del 61% de las 47,055 muertes por sobredosis de drogas involucraron opiáceos como la heroína. Un estudio separado realizado por investigadores de Pittsburgh indicó que hay aproximadamente 30 sobredosis no fatales por cada muerte.

Por último, los investigadores de Bascom Palmer Eye Intitute, invitaron a los médicos y a otros profesionales de la salud, para que pregunten a los pacientes usuarios de drogas por vía intravenosa sobre cambios recientes en su visión. “Cuando estos pacientes reportan pérdida de la visión, se debe considerar como enfermedad la endoftalmitis endógena fúngica”, dijo el Dr. Schwartz. “El ojo externo puede parecer normal a un examen de linterna, por lo que es poco probable que se realice el diagnóstico correcto a menos que se proceda a un examen ocular dilatado. En vista de la creciente prevalencia mundial del uso de drogas intravenosas, la endoftalmitis endógena fúngica es un desafío importante para toda la medicina “, afirmó el Dr. Flynn.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password