Usando células madre derivadas de células epiteliales humanas, un grupo de investigadores dirigidos por el profesor de biología Jason Meyer, PhD, junto con la estudiante de posgrado Sarah Ohlemacher de la School of Science en Indiana University-Purdue University Indianapolis, ha demostrado con éxito la capacidad para convertir células madre en células ganglionares de la retina, las neuronas que conducen la información visual desde el ojo hasta el cerebro. La meta es desarrollar terapias para prevenir o curar el glaucoma.

Este trabajo también tiene implicaciones potenciales para el tratamiento de lesiones del nervio óptico, tales como las que les ocurren a soldados en combate o a quienes practican deportes de contacto.

En el estudio, que aparece en línea, de forma previa a su publicación en la revista Stem Cells, los investigadores de IUPUI tomaron biopsias de células epiteliales de voluntarios con una forma hereditaria de glaucoma y de voluntarios sin la enfermedad y las reprogramaron para convertirse en células madre pluripotentes, es decir, aquellas que son capaces de diferenciarse en cualquier tipo de célula del cuerpo. Posteriormente, los investigadores convirtieron las células madre en células ganglionares de la retina, punto en el cual aquellas que provenían de pacientes con glaucoma comenzaron a caracterizarse de forma diferente a las provenientes de individuos sanos.

El glaucoma es la enfermedad más común que afecta a las células ganglionares de la retina. Cuando se presentan daños en dichas células, el cerebro no puede recibir información crítica, causando ceguera. El National Eye Institute de The National Institutes of Health estima que el glaucoma afecta a más de 2.7 millones de personas en Estados Unidos y más de 60 millones alrededor del mundo.

“Las células epiteliales de los individuos con glaucoma no guardan diferencias con respecto a aquellas de individuos que no presentan la enfermedad” afirmó el Dr. Meyer, un biólogo celular e investigador de células madre, quien además es investigador principal en el Stark Neurosciences Research Institute en la Escuela de Medicina de la Indiana University. “Sin embargo, cuando convertimos las células epiteliales de pacientes con glaucoma en células madre y posteriormente en células ganglionares de la retina, éstas se hacen enfermizas y mueren más rápidamente que aquellas que provienen de individuos saludables”.

“Ahora que hemos producido células que desarrollan características del glaucoma en placas de cultivo, queremos saber si los compuestos que adicionamos a estas células ganglionares de la retina pueden retardar el proceso de degeneración o prevenir la muerte de estas células. Ya hemos encontrado posibles candidatas que parecen prometedoras y las estamos estudiando. En un futuro más lejano, posiblemente podremos usar células de pacientes saludables como sustituto mientras aprendemos a remplazar las células perdidas por la enfermedad. Es un desafío significativo, pero es la meta a largo plazo, la cual además consideramos realista”.

Review of Ophthalmology, abril 2016

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password