Estudio identifica los enfoques de tratamiento más efectivos para el edema macular uveítico

El estudio de investigación liderado por Mount Sinai ha encontrado que las inyecciones de corticosteroides aplicadas directamente en el ojo son superiores a las colocadas adyacentes a éste para tratar el edema macular uveítico, una de las principales causas de ceguera en los Estados Unidos.


Los resultados, publicados en la edición en línea del 27 de septiembre de Ophthalmology, pueden ayudar a mejorar la visión en pacientes con dicha enfermedad.

“Los resultados de este estudio sugieren que deberíamos estar alejándonos de las inyecciones perioculares e ir proyectándonos hacia las inyecciones intravítreas de corticosteroides para el edema macular uveítico, lo que debería mejorar el manejo de los pacientes con uveítis”, mencionó el Dr. Douglas A. Jabs, MD, MBA, Director del Eye and Vision Research Institute en el New York Eye and Ear Infirmary del Mount Sinai; profesor de oftalmología y medicina en la Icahn School of Medicine en Mount Sinai; y director académico de la institución.

El edema macular es la inflamación de la mácula (el área en el centro de la retina responsable de la buena visión central) debido a la fuga de vasos sanguíneos inflamados y puede conducir a la disminución de la visión. También es la principal causa de discapacidad visual en pacientes con uveítis, pero puede revertirse si la afección responde al tratamiento. La uveítis es un conjunto de más de 30 enfermedades caracterizadas por una inflamación dentro del ojo que daña los tejidos oculares. Es la quinta causa de ceguera en los Estados Unidos, afecta a personas de todas las edades y requiere un tratamiento adecuado para prevenir la pérdida de la visión. El edema macular uveítico no siempre se trata de manera efectiva con corticosteroides orales, inclusive cuando controlan la inflamación, por lo que el edema macular a menudo requiere una terapia adicional en forma de inyecciones de corticosteroides regionales, ya sea por vía periocular (adyacente al ojo) o intravítreo (dentro del ojo).

El Dr. Jabs presidió un equipo internacional de investigadores que compararon y examinaron la efectividad de los tres tratamientos con corticosteroides para pacientes con edema macular uveítico: terapia regional con inyecciones perioculares de triamcinolona, ​​inyecciones intravítreas de triamcinolona e implantes intravítreos de dexametasona (estos liberan lentamente la medicación durante un período de varios meses.). El ensayo, conocido como corticosteroides perioculares versus intravítreos para el edema macular uveítico, se realizó en 23 centros en todo Estados Unidos, junto con sitios en Canadá, Australia y el Reino Unido. A los pacientes se les realizó un seguimiento durante 6 meses después de la inyección inicial del edema macular uveítico para evaluar la eficacia y seguridad comparativas de las inyecciones. Los pacientes en el ensayo fueron asignados al azar para recibir una inyección de triamcinolona periocular o triamcinolona intravítrea, o el implante de dexametasona intravítreo. Los investigadores descubrieron que ambos tratamientos intravítreos eran superiores al tratamiento periocular para reducir el edema macular y mejorar la agudeza visual. La inyección intravítrea y el implante de dexametasona demostraron tener perfiles similares de eficacia y seguridad.

“Aunque los tres tratamientos fueron efectivos para reducir el edema macular y mejorar la agudeza visual, nuestros datos muestran una eficacia superior para la triamcinolona intravítrea y la dexametasona intravítrea, lo que sugiere que la terapia regional inicial del edema macular uveítico debe realizarse por vía intravítrea”, explicó el Dr. Jabs.

Fuente: https://www.mdlinx.com/ophthalmology/top-medical-news/article/2018/09/27/7545492

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password