El ojo seco se debe tratar de inmediato


No esperaríamos a iniciar el tratamiento de glaucoma hasta que se haya manifestado la pérdida del campo periférico, ¿cierto? Lo mismo ocurre con la enfermedad del ojo seco (DED). La investigación más reciente y la tecnología avanzada de diagnóstico han demostrado que debemos comenzar a tratar el ojo seco en el momento en que se confirma.


Hace más de 20 años, cuando por primera vez dediqué una parte importante de mi clínica al manejo del ojo seco, normalmente trataba a un paciente una vez que confirmaba un diagnóstico mediante tinción corneal con NaFl.

De los tres grados de ojo seco más comúnmente encontrados por los especialistas, la presencia de tinción confluente, macro punteada o central es indicativo del nivel clínico más severo. Este enfoque, en esencia, fue equivalente a esperar que un paciente con glaucoma exhibiera una proporción de 0.8 x 0.8 de taza a disco y demostrar la pérdida del campo visual antes de comenzar el tratamiento. Actualmente, ningún profesional de la salud visual debe tratar a los pacientes con ojo seco de una manera tan conservadora.

La forma más frecuente de DED es el ojo seco evaporativo. La disfunción de la glándula de Meibomio (MGD) es el factor de riesgo más común para este tipo de enfermedad. Por lo tanto, los médicos deben identificar la presencia de MGD o blefaritis. Esto implica el drenaje de las glándulas de Meibomio, así como otras pruebas sensibles, como la meibografía, para determinar el compromiso. Dicho drenaje puede incluir manipulación digital, uso de un Q-tip húmedo detrás del párpado, o un instrumento como una paleta Mastrota (OcuSoft) o MG Evaluator (TearScience).

La investigación del Dr. Donald R. Korb, OD, muestra que la mayoría del aceite de la película lagrimal emana del párpado inferior, específicamente de los párpados inferiores nasales y centrales. El drenaje incluye presionar sobre estas glándulas y monitorear la facilidad de expulsión, y si la secreción es clara, turbia, espesa, gelatinosa o similar a una pasta, o si no es posible drenarla.

Una vez que sepa que la MGD está presente, el siguiente paso es determinar si la película lagrimal puede mantener la homeostasis. Las pruebas como la osmolaridad de la película lagrimal, el tiempo de ruptura de la película lagrimal no invasiva y los cuestionarios de los síntomas de los pacientes pueden ayudar a confirmar el ojo seco evaporativo y sugerir una intervención inmediata.

  1. Craig JP, Nichols KK, Akpek EK, et al. TFOS DEWS II Definition and Classification Report. Ocul Surf. 2017 Jul;15(3):276-283. 
  1. Korb DR, Blackie CA. Meibomian gland diagnostic expressibility: correlation with dry eye symptoms and gland location. Cornea. 2008 Dec;27(10):1142-7.

 

Tomado de Review Group, 12 febrero de 2018. The Time to Treat is Early. Por Paul Karpecki

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password