Concentraciones de VEGF en plasma después de la terapia intravítrea anti-VEGF para DME

Según los investigadores los datos sugerían que las disminuciones en los niveles plasmáticos de VEGF libre eran mayores después del tratamiento con aflibercept o bevacizumab en comparación con ranibizumab a las cuatro semanas.

Los investigadores evaluaron los niveles del factor de crecimiento endotelial vascular sistémico después del tratamiento con aflibercept, bevacizumab o ranibizumab intravítreos, como parte de un ensayo de efectividad comparativa con participantes asignados aleatoriamente a 2 mg de aflibercept, 1,25 mg de bevacizumab o 0,3 mg de ranibizumab usando un algoritmo de retratamiento.

Los participantes fueron individuos con muestras de plasma disponibles (n = 436) recolectadas antes de las inyecciones al inicio y en las visitas de cuatro, 52 y 104 semanas. Los investigadores compararon los niveles sistémicos libres de VEGF de un ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas a través de agentes anti-VEGF en un análisis secundario planificado previamente, y se correlacionaron con los efectos secundarios sistémicos. Las principales medidas de resultado incluyeron cambios en el registro natural (ln) de los niveles plasmáticos de VEGF.

Los niveles basales libres de VEGF fueron similares en los tres grupos.

  • A las cuatro semanas, los cambios medios en ln (VEGF) fueron -0.30 ± 0.61 pg / ml para el grupo aflibercept, -0.31 ± 0.54 pg / ml para el grupo de bevacizumab y -0.02 ± 0.44 pg / ml para el grupo de ranibizumab. Las diferencias ajustadas entre los grupos de tratamiento fueron de -0.01 (IC: -0.12 a +0.10; p = 0.89) para aflibercept-bevacizumab, -0.31 (-0.44 a -0.18; p <0.001) para aflibercept-ranibizumab y -0.30 (-0.43 a -0.18; p <0.001) para bevacizumab-ranibizumab.
  • A las 52 semanas, persistió una diferencia en los cambios promedio de VEGF entre bevacizumab y ranibizumab (-0,23 [-0,38 a -0,09]; p <0,001); la diferencia entre aflibercept y ranibizumab fue de -0.12 (p = 0.07) y entre aflibercept y bevacizumab fue de +0.11 (p = 0.07).
  • Las diferencias del grupo de tratamiento a los dos años fueron similares a un año.
  • No se detectaron diferencias de tratamiento aparentes a las 52 o 104 semanas en la cohorte de participantes que no recibieron inyecciones dentro de uno o dos meses antes de la recolección de plasma.
  • Los participantes con (n = 9) y sin (n = 251) un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular tenían niveles de VEGF que parecían similares.

Según los investigadores los datos sugerían que las disminuciones en los niveles plasmáticos de VEGF libre eran mayores después del tratamiento con aflibercept o bevacizumab en comparación con ranibizumab a las cuatro semanas. Se observó una disminución mayor en bevacizumab frente a ranibizumab a las 52 y 104 semanas. Los resultados de dos subgrupos de participantes que no recibieron inyecciones dentro de al menos un mes y dos meses antes de la recolección sugirieron cambios similares en los niveles de VEGF después de suspender las inyecciones.

Los hallazgos no aclararon si los niveles de VEGF volvieron a la normalidad a medida que el fármaco se eliminaba del sistema o si la presencia del fármaco afectaba la capacidad del ensayo para medir con precisión el VEGF libre. Los investigadores no observaron asociaciones significativas entre la concentración de VEGF y los factores sistémicos.

FUENTE: Jampol LM, Glassman AR, Liu D, et al. Plasma vascular endothelial growth factor concentrations after intravitreous anti-vascular endothelial growth factor therapy for diabetic macular edema. Ophthalmology 2018; March 7. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password