Tecnologías Avanzadas en el Diagnóstico y Manejo de la Superficie Ocular: “Por qué el Manejo del Ojo Seco Debería ser más como el Glaucoma”


Dr. Víctor L. Pérez, Director del Centro de Superficie Ocular, Bascom Palmer Eye Institute, Florida, Estados Unidos.


El Dr. Pérez comenzó su presenta- ción realizando una pregunta abier- ta al público asistente: “¿A cuántos de ustedes les gusta o ven pacientes con Ojo Seco?” Prácticamente todos los asistentes levantaron su mano. Luego preguntó: “¿Cuántos de uste- des ven pacientes con glaucoma?” y nuevamente la gran mayoría de la audiencia levantó su mano. Al preguntar una vez más, “¿Cuántos de ustedes se sienten cómodos ma- nejando pacientes con glaucoma?”, la mayoría asintió. Sin embargo, al preguntar cuántos de los asistentes se sentían cómodos tratando a pa- cientes con Ojo Seco, solo un pe- queño grupo levantó su mano.

Esta pequeña encuesta resaltó la necesidad de utilizar tecnologías innovadoras y avanzadas en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con Ojo Seco, ya que brindan la posibilidad de ofrecer un diagnóstico correcto con más frecuencia y eficacia. Como punto de referencia, se realizó una com- paración entre los protocolos de diagnóstico de Ojo Seco con los de pacientes con glaucoma.

En el caso del glaucoma probable- mente ningún oftalmólogo o espe- cialista en glaucoma trataría a su paciente sin contar con exámenes básicos como una tonometría o pre- sión intraocular, una paquimetría, una fotografía del nervio óptico, o sin visualizar el nervio óptico y ca- racterizar el daño del mismo con un campo visual y/o un OCT de la capa

de fibras nerviosas. Los especialis- tas de glaucoma se sienten cómo- dos con el manejo de sus pacien- tes porque tienen información objetiva, que ha sido validada por muchos años para poderlos diagnosticar, tratar y darles se- guimiento. Así debería ser el ma- nejo de la superficie ocular.

En el caso del Síndrome de Ojo Seco existen las mismas o incluso más problemáticas que en el glau- coma para realizar el diagnóstico. La diferencia radica en que, hasta hace poco tiempo atrás, no exis- tían herramientas para realizar una toma de decisiones basada en in- formación objetiva. Estas nuevas tecnologías representan una importante evolución en la manera de evaluar y tratar las enfermedades de la superficie ocular, ya que las decisiones ba- sadas en información objetiva ayudan a los clínicos a realizar el diagnóstico correcto de ma- nera más frecuente y eficiente.

En la actualidad, sabemos que el Ojo Seco comprende un gran y va- riable número de síntomas y signos, y que, por lo tanto, debemos tener una forma objetiva y esquemática de cómo realizar un buen examen clínico. Este debe incluir: un exa- men acucioso bajo la lámpara de hendidura; idealmente, la posibili- dad de cuantificar las características de la capa lipídica de la película la- grimal y las Glándulas de Meibomio por interferometría, la medición de

las tinciones corneal y conjuntival de una forma estandarizada y co- rrecta, y del tiempo de ruptura de la película lagrimal. La tradicional Prueba de Schirmer también puede dar mucha información, si se hace de una forma estandarizada.

Hoy, existen nuevos biomarcado- res que utilizan micro-volúmenes de lágrimas, como es el caso de la medición de la osmolaridad por el equipo de TearLab. En el Centro de Superficie Ocular del Bascom Palmer Eye Institute esta prueba se realiza de manera estandarizada para todos los pacientes que llegan por estudio de Ojo Seco. (Imagen 1, Prueba de Osmolaridad).

Esta prueba mide un biomarcador fisiológico que se encuentra en la película lagrimal y que forma parte fundamental del ciclo de la fisiopato- logía del Ojo Seco. El camino común y final de este ciclo es que la película lagrimal se vuelve inestable, con un cambio en su osmolaridad (volvién- dose hiperosmolar), lo cual provoca un daño en las células de la superficie ocular gatillando así la variedad de factores inflamatorios y no inflama- torios encontrados. Los cambios en la osmolaridad generan muerte celu-

300

320 340 mOsm/L

Norrmaall MLeilvde Modeerarateda Severrea

Normal Leve/Moderada

Grave

Independiente de la causa de Ojo Seco el factor de hiperosmolaridad está presente como parte fundamental de

la fisiopatología.

lar por apoptosis, pérdida de células caliciformes y una alteración en la expresión de mucinas, llevando a la inestabilidad de la película lagrimal, la cual a su vez genera mayor hipe- rosmolaridad completando el círculo vicioso del Ojo Seco. (Imagen 2)

Si bien, la gran mayoría de los pa- cientes tienen un tipo de Ojo Seco con un componente evaporativo (86% de los casos con algún grado de disfunción en las Glándulas de Meibomio) más que una deficiencia pura en la producción de lágrima (que alcanza aproximadamente un 10%), independiente de la cau- sa de Ojo Seco el factor de Hi- perosmolaridad está presente como parte fundamental de la fisiopatología.

Se ha documentado en diversos estudios clínicos, que muchos de estos pacientes padecen síntomas que, muchas veces, no se correla- cionan bien con los resultados del examen clínico bajo la lámpara de hendidura, ni tampoco con los exámenes diagnósticos tradiciona- les de los que hoy disponemos, lo que hace que el diagnóstico de Ojo Seco sea un verdadero desafío para los clínicos. Por ejemplo, hay casos

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password